RFID para una mejor experiencia de cliente

En el artículo anterior de este blog, hablamos sobre los beneficios que la tecnología RFID brinda a los minoristas, desde el control absoluto del inventario hasta el aumento de las ventas. En el artículo actual, vamos a mostrar algunas de las principales ventajas para los clientes en la industria minorista con RFID. Todas estas ventajas conducen a una mejor experiencia de cliente, teniendo en cuenta que la competitividad hoy en día es difícil y que un cliente satisfecho con nuestros servicios es más probable que se convierta en un comprador leal que regrese a nuestra tienda física, todos los esfuerzos para mejorar la experiencia del cliente son esenciales.

Evite las roturas de stock con RFID para minoristas

El tiempo es una de las dimensiones más valiosas de nuestras vidas y a nadie le gusta perder el tiempo yendo a una tienda a recoger algo que finalmente no está disponible. Con la tecnología RFID, los minoristas pueden actualizar sus inventarios al instante y tenerlos en línea para que los clientes los consulten. También pueden conocer cuáles son las fluctuaciones en las ventas, los productos preferidos de sus clientes y aquellos que menos les interesan. Además, pueden asegurarse de que nunca les faltarán estos productos importantes en los almacenes y estanterías.

Cuando los clientes no encuentran los productos que buscan, se van rápidamente a la competencia y es más probable que no regresen. Consideran, correctamente, que es una pérdida de tiempo ir a una tienda a comprar un producto que no encuentran allí.

Si los compradores pueden verificar la disponibilidad de un producto en el sitio web de la compañía y qué tienda es la más cercana para recogerlo, están utilizando su tiempo de manera rentable y están satisfechos con este servicio. Por otro lado, si siempre pueden obtener lo que buscan en el estante, es más probable que regresen a la tienda.

Información actualizada y completa del producto siempre disponible

Después de considerar todas las ventajas anteriores de tener un inventario actualizado al instante, fuera de línea y en línea. Hay incluso más beneficios para mencionar. Por ejemplo, ¿qué le parece poder reservar un artículo en la tienda electrónica para recogerlo en una hora en la tienda física? ¿O qué tal reservar un producto que está en otra tienda para recogerlo en la tienda más cercana?

Con un buen plan de programación de datos, las posibilidades del sistema RFID son enormes y los clientes disfrutarán de un excelente servicio que conduce a una relación leal con la empresa.

Experiencia de compra adaptada a las preferencias del cliente

El sistema RFID no solo nos brinda información sobre los artículos. También nos brinda información valiosa sobre los compradores. Cada cliente con una tarjeta de fidelización tiene un perfil privado donde los empleados de la tienda o los agentes de servicio al cliente pueden encontrar los tamaños, colores, precios, cantidades, etc., que compran particularmente. Debido a que el sistema RFID proporciona información extensa y detallada sobre los artículos que compran los clientes, todo depende de los datos almacenados en cada etiqueta RFID. De esta forma, las ofertas, promociones y sugerencias que recibe un cliente pueden adaptarse a sus preferencias.

Colas de pago más rápidas

Otro factor de mejor experiencia de cliente es el tiempo de espera en la cola de pago. Un servicio de salida práctico en el que los compradores pasan rápidamente y el pago se realiza con tarjeta de crédito o teléfono móvil es un servicio cada vez más apreciado.

 

Fuentes:
Foto principal de Anna Dziubinska en Unsplash.